Ácido filófago y Lactobacillus

Es muy frecuente que las infecciones de orina persistentes, apenas noten el efecto de  los antibióticos. Y que a lo largo de los años suelan aparecer una y otra vez. El problema de los antibióticos es que su efecto también perjudica a nuestro cuerpo. Producen la destrucción de la flora vaginal y desajustan el Ph haciéndolo más ácido y favoreciendo la reaparición de nuevas infecciones.

Para remediar esto, lo mejor es tomar alimentos probióticos. Son alimentos que favorecen la regulación de la flora y del Ph. Uno de los probióticos que se están utilizando actualmente y con buenos resultados es el  ácido filófago. Es el nombre comercial de un medicamentos cuyo componente principal es el Lactobacillus acidophilus, un bacteriófago que ayuda a conseguir un Ph menos ácido y por tanto un entorno que dificulta la proliferación de bacterias y hongos.

Así que ya sabes,  el Lactobacillus acidophilus puede ser un remedio efectivo para combatir aquellas infecciones (cistitis, uretritis, pielonefritis)  que se han hecho persistentes e inmunes a los antibióticos.

También es aconsejable introducir en la dieta alimentos alcalinizantes y probióticos. Como por ejemplo:



  • Yogur probiótico
  • Kefir
  • Chucrut
  • Chocolate negro
  • Algas
  • Sopa miso
  • Encurtidos
  • Tempeh
  • Kimchi
  • Té de Kombucha


No hay comentarios:

Publicar un comentario